by Raquel Reznik

There are only two responses to tyranny: submission and resistance.

HotAir

Cuando la liebre y la tortuga comenzaron a correr, la ventaja que enseguida obtuvo fue de tal magnitud que la liebre pensó que lo mejor era quedarse a descansar un rato bajo un árbol.
Obviamente se quedó dormida, y la tortuga, andando a paso lento pero constante, la alcanzó, la superó, y terminó ganando.

Moraleja: Los lentos, si son constantes y perseverantes, pueden ganar.

En la segunda carrera entre los mismos parcipantes, la liebre corrió sin parar hasta alcanzar la meta, y ganó.

Moraleja: Los rápidos y tenaces siempre vencerán a los constantes y perseverantes.

En la tercer carrera, la tortuga propuso cambiar el itinerario, y la liebre confiada aceptó el desafío, creída que ya lo sabía todo.
Bueno, la ruta ahora era otra, y se interrumpía en un río.
La liebre corrió a toda velocidad, sin tomarse ningún descanso, pero al llegar al río se detuvo, porque no sabía nadar.
La tortuga, mientras tanto, andando a paso lento pero constante, la alcanzó, cruzó nadando el río, y finalmente ganó.

Moraleja: De entre los constantes y perseverantes y los rápidos y tenaces, finalmente ganarán los que conozcan sus ventajas relativas, y hábilmente cambien el entorno, para poder aprovecharlas.

Creo que en la tierra de promisión no es la hora de bajar los brazos, sino la de agudizar el ingenio y de seguir luchando con más fuerza que nunca, por la democracia y la libertad.

http://blogbis.blogspot.com/2009/10/sumision-o-resistencia.html

Anuncios